GemasCelestes.png

Entrada del Pecado

 
 
Gemas 2.jpg

El árbol de la ciencia del bien y del mal había sido puesto en el Jardín del Edén como prueba de la obediencia y el amor a Dios. Satanás no podía seguir a Adan y a Eva con sus tentaciones, solo podía hacerlos caer si se acercaban al árbol prohibido. Pero Eva distraída se alejó de su esposo, y pronto se encontró mirando el árbol prohibido, en el cual estaba posada una hermosa serpiente. La serpiente le preguntó: ¿Conque Dios ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Eva respondió: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que esta en medio del huerto dijo Dios: No coman de él, ni lo toquen, para que no mueran. Entonces la serpiente respondió: No morirán, sino que sabe Dios que el día que coman de él, les serán abiertos los ojos y serán como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol bueno para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Entonces sus ojos fueron abiertos, y se dieron cuenta que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales. Y Dios echo fuera del Edén a Adán y a Eva, y puso al oriente del huerto de Edén querubines y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. La voluntad de Dios era que la pareja no conociera nada de lo malo.