GemasCelestes.png

Sacrificio de Isaac

 
 
Gemas.jpg

Después de estas cosas Dios sometió a Abraham a una prueba, y le dijo: Toma ahora a tu hijo tu único, Isaac a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto, sobre uno de los montes que yo te diré.  A la mañana siguiente, Abraham madrugó, y llevando consigo a su hijo Isaac, y a dos jóvenes esclavos, salió en dirección del lugar que Dios le había indicado. Al tercer día, alzó Abraham los ojos y vio el lugar de lejos. Entonces dijo a sus siervos: Quédense aquí, yo y el muchacho iremos asta allí, y volveremos a vosotros. Mientras caminaban Isaac dijo: Padre mío; tenemos leña y pedernal para hacer el fuego, pero ¿dónde esta el cordero para el sacrificio? - Dios lo proveerá hijo mío - y siguieron caminando. Cuando llegaron al lugar que Dios le había indicado, Abraham edificó un altar, compuso la leña y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña. Enseguida Abraham tomó el cuchillo, y lo levanto para degollar a su hijo. Entonces el Angel de Jehová le dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho ni le hagas nada, porque ya conozco que temes a Dios, porque no me negaste a tu único hijo. Entonces alzó Abraham los ojos y miró y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomo el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.